sábado, 29 de octubre de 2011

El placer de leer


   

Un verdadero placer. Abrir  un libro para acomodarte entre sus páginas y dejarte  transportar a través de ellas es sin duda una delicia. Dejar que  la historia se vaya construyendo, que los personajes se dibujen poco a poco o que las emociones nos lleguen a traspasar la piel es algo que el lector ávido buscamos una y otra vez. ¿Qué más da que un libro no te haya llegado?. Lo volvemos a intentar de nuevo, incasablemente, hasta encontrar “el libro”, aquel que nos haga vibrar, aquel que guardamos en la estantería con mimo y que de vez en cuando volvemos a él para deleitarnos una vez más con un pasaje, con una frase que nos impactó o con todo él de nuevo, aquel que cuando lo acabamos de leer necesitamos un tiempo para rumiarlo y dejarlo bien asentado dentro de nosotros, aquel que seguimos releyendo en nuestra mente una y otra vez, es decir “el libro”. Y en la búsqueda de este libro, nos topamos con muchos libros que también degustamos plácidamente, algunos con mejor resultado que otros. Porque leer también es una aventura, una aventura que comienza cuando  lo eliges entre otros muchos de la estantería de una biblioteca o de una tienda, cuando lo tienes entre tus manos y ojeas la portada intentado descubrir que esconderá dentro o cuando lo abres para comenzar a leerlo.  Da igual que nos recomienden el libro, que el libro haya sido premiado, que sea un éxito en ventas, nada de esto es garantía de que el libro que tenemos delante de nosotros y que vamos a comenzar a leer nos llegue. Porque cada libro tiene su lector y a la misma vez que el lector busca “su libro”, el libro también aguarda pacientemente a “su lector”, como dijo Borges: “Ojalá seas el lector que este libro aguarda”.

martes, 25 de octubre de 2011

Tu piel en un instante



Tu piel contra la mía, de súbito, de repente. Un instante, un segundo, quizá menos, lo suficiente para que todo se congele a nuestro alrededor. Siento tu suavidad y me sobresalto, nuestras miradas se cruzan y nuestras bocas dibujan un efímero  “perdón” , nuestros ojos se quedan atrapados en ese instante, en ese segundo y piden: “más”…”quiero volver a sentirlo”…pero continuamos nuestro camino.
Desconcertada, atrapada todavía, presa de un instante inesperado, veo como te alejas mientras mi piel aún  guarda en su memoria tu caricia fortuita, te observo en la distancia, disimulando, esperando en vano que vuelvas la mirada. Te pierdes entre la multitud y yo intento olvidar ese instante robado, ese instante regalado, ese instante eterno... De pronto algo me hace volver la mirada y encuentro  la tuya que me observa desde el fondo a hurtadillas y  todo mi universo se reduce a tu mirada. Nos miramos un instante, un segundo, quizá menos pero de nuevo todo se congela a mi alrededor, mi piel me abrasa donde tú la acariciaste, quiere más,  yo también.  
La cajera me pregunta y de repente el hechizo se deshace, por un instante dejamos de ser dos desconocidos que se cruzan sin más, por un instante fuimos locos amantes, buscándonos, escabulléndonos de las miradas ajenas. Mi mundo fue tuyo y el tuyo mío, por un instante, quizá menos.


domingo, 23 de octubre de 2011

Arco Iris

La lluvia en Sevilla es pura maravilla, pero cuando sucede en Murcia es casi un milagro. Las escasas veces que la lluvia asoma por aquí apetece quedarte contemplándola tras los cristales, viendo como las gotas caen y van humedeciendo todo aquello que tocan, como dibujan ondas al caer unas sobre otras y como el aire se llena de ese olor tan peculiar a tierra mojada. Y solo en muy contadas ocasiones se despide dejándonos un regalo para que recordemos que las cosas excepcionales también existen y generosa las comparte con nosotros, es entonces cuando nos dibuja en el horizonte un arco iris, una sonrisa de color que nos inunda el alma de belleza.

Fotografía


Pero ella, díscola entre las díscolas, a veces, se empeña en rizar el rizo y nos hace un guiño diciéndonos, lo imposible también sucede. Y colorea el cielo no con uno, sino con dos, sí, con dos arcos iris y nosotros, pobres mortales, no nos queda otra que maravillarnos ante tal espectáculo y pensar que quizá los sueños también se cumplan, tal vez...

Fotografía


...y aunque no se cumplan, por lo menos por un instante habremos pensado que sí, que son posibles.





miércoles, 19 de octubre de 2011

Indignada

Entro al banco, la cola es desesperadamente larga así que opto por acomodarme sobre mis pies y armarme de paciencia. Me entretengo mirando un monitor colocado estratégicamente para que desde cualquier punto de la cola tengas una visión perfecta, que detalle! Veo las sucursales que tiene mi oficina esparcidas por todo el mundo, fíjate si tienen oficinas hasta en Shangai y Miami y yo que me creía que era un banco de medio pelo y resulta que no, que estos chicos se mueven. Al principio te parece una banalidad, que me importa a mí las sucursales que tienen por ahí, si estoy loca por no tener que pisar la que tengo al lado de casa, pero luego lo pienso detenidamente, lo mismo un día me toca una primitiva de las buenas, de las que tienen bote, y decido hacer un viaje a Miami a conocer a Julio Iglesias y hacerle una oferta por la casita que tiene allí, algún problema? No, ninguno, porque mi banco ya había pensado en eso y tiene una oficina allí en el mismo Miami, pero que previsores que son estos chicos!!

A continuación nos hablan de las maravillas de asegurar tu vejez con ellos y nos prometen una vejez felicisisima con sonrisa happydent incluida. Oye, pues mira, si al final resulta que el mundo no se acaba en el 2012 lo mismo es hasta para pensárselo.

Y ahora la Obra Social y aquí si que me quedo totalmente extasiada, cuantos proyectos hacen estos chicos : proyectos educativos, proyectos de inserción social, ayudas a los más desfavorecidos... pienso y todo esto con mi dinero, con unas poquitas comisiones de aquí y de allá, con lo que yo me cabreo cuando me las cobran y resulta que no las quieren para ellos que son para repartirlas entre la gente que más lo necesita. Me siento un poco egoista, pensar que peleo con ellos por unos pocos euros que luego a saber en que me los malgastaría, mientras que ellos los utilizan de esta manera tan altruista. Si es que son los Robin Hood de hoy en día!!!


 Totalmente emocionada, a punto estoy de abalanzarme sobre la chica que está trabajando en la mesa que tengo al lado y abrazarla mientras le digo: Seguid así chicos, sois geniales, contad con mi dinero, por supuesto...Cuando de repente la pantallita me muestra todas las casas de ayuda social que el banco ha repartido este año. Ah, que también reparten casas a los más necesitados? En este punto es cuando yo debería de haber entrado en un estado de éxtasis sublime, pero no, contrariamente a lo esperado, mi mente me juega una mala pasada y lo que sucede es que paso a recordar todas las noticias que te llegan por todos los medios de familias dejadas en la calle, por no poder hacer frente al pago de la hipoteca y piensas, pues estos también están necesitados, no? Porque estos no tienen derecho a que los ayuden?
No sé, pero algo empieza a cortocircuitase dentro de mí y noto que del estomago me sube como un cierto regustillo amargo.

Decido apartar la vista de la pantalla que tan malas ideas me está dando y ahora me entretengo en pasearla por el banco. Descubro un bonito cartel que preside uno de los ventanales, voy a verlo detenidamente a ver si se me pasa este amargor momentáneo. El cartel en cuestión está lleno de fotos de unas preciosas casas y el banco nos anuncia todas las increíbles facilidades que te da si te interesas por una de ellas, vamos que si las quieres comprar te lo ponen a huevo. Claro, con lo difícil que está hoy en día vender una casa, normal que te den facilidades. Y en esto que de repente recuerdas a  toda aquella gente que te ha comentado que ahora los bancos no dan un duro a nadie y no te queda otra que pensar: aquí hay gato encerrado. Así que sigo leyendo y veo que las casas que se venden son del banco.
Anda,que los bancos son ahora inmobiliarias? Así que cuando alguien viene a pedir dinero para comprar una casa que no es vuestra le ponéis todas las dificultades de mundo, pero si la casa pertenece al banco le tendéis la alfombra roja desde la puerta...eso está un poco feo, chicos, no? Es más yo diría que eso se llama competencia desleal...y por último, cuantas de estas casas proceden de embargos a familias que no han podido hacer frente a la hipoteca?

Comienzo a notar que la sensación de amargor de la boca del estomago se agudiza, y que una creciente mala leche comienza a inundarme por completo. Pero que ha pasado? Si yo hace un momento estaba en una sucursal de "Un mundo feliz"?

Y miro de nuevo la cola, pero ahora con impaciencia, a ver cuanto me queda,  porque estoy empezando a notar una mutación repentina de Dr Jekyll a Mr. Hyde.

domingo, 16 de octubre de 2011

Concilio de Vienne

Hoy se cumplen 700 años del Concilio de Vienne celebrado en Francia entre el 16 de octubre de 1311 y el 6 de mayo de 1312. Un concilio histórico porque en él se decretó la supresión de la Orden del Temple. Los artífices de este desaguisado, Felipe IV El hermoso y el Papa Clemente V. Los motivos estaban claros, Felipe IV tenía una gran deuda con los templarios, estos reconvertidos de guerreros a banqueros, eran por aquel entonces los máximos prestatarios de las monarquías europeas y dado su prestigio era difícil dejar de pagarles una deuda, así que echó por el camino de enmedio, si la Orden del Temple desaparecía también la deuda que mantenía con ellos. Y no fue dificil, con un Papa puesto por él y que no le cuestionaba nada ( y que no se atreviese, que ya sabía lo que le pasó a su antecesor Bonifacio VIII por enfrentarse a Felipe IV), una Orden con demasiado poder y por tanto con numerosos enemigos, unas cuantas calumnias y unas confesiones conseguidas bajo tortura el resultado fue la disolución de la Orden y la quema en la hoguera de sus máximos representantes. Los bienes inmobiliarios de la Orden pasaron a los Hospitalarios pero los bienes mobiliarios de esta pasaron  al rey francés, así que jugada redonda.

 Jacques de Molay, último Gran Maestre de la Orden, murió el 19 de marzo de 1314 quemado en la hoguera, frente a Notre Dame, solo un mes más tarde el 20 de abril lo hacía Clemente V y el 20 de octubre de ese mismo año moría Felipe IV, lo que dio pie a la leyenda de que Jacques de Molay en la hoguera emplazó a ambos (rey y Papa ) a un juicio divino antes de que acabase el año.


¿Pero consiguió acabar realmente Felipe IV con la Orden del Temple? La Orden desapareció como tal, pero  su trágico final no hizo más que incrementar el halo de misterio que sobre ella recaía y el mito ha llegado hasta nosotros en forma de innumerables libros, de cantidad infinitas de teorías, suposiciones, estudios más o menos rigurosos y grupos que aún hoy en día siguen sus pasos con peor o mejor acierto.
Y si por aquellas cosas de la vida sois de los que todavía no han leído un libro sobre los templarios y a pesar de la saturación de información que hay sobre ellos quiere hacerlo, me atrevo a recomendaros uno que leí hace años: "La otra historia de los templarios" de Michel Lamy.


domingo, 9 de octubre de 2011

La mañana. Edvard Grieg





Poco a poco el otoño se va abriendo paso y le va ganando la partida al caluroso verano. Se ha hecho dueño y señor de las mañanas y nos regala unas mañanas suaves, delicadas, tiernas y acogedoras. Mañanas en "su punto" como yo las llamo, ni demasiado frías, ni demasiado calientes, listas para degustarlas en su totalidad acompañadas de lo que nos apetezca. Y mientras el verano sigue siendo el dueño y señor del resto del día, que bueno, poder disfrutar de estas maravillosas mañanas otoñales.

jueves, 6 de octubre de 2011

Calentando motores...


Entretejiendo pequeños instantes vamos, poco a poco, creando toda una vida Y cuando echamos la vista atrás, estos pequeños momentos son los que recordamos mas entrañablemente. Son aquellas pequeñas cosas que nos impulsan, en determinados momento a tomar grandes decisiones. Y que solo valoramos cuando miramos al retrovisor de nuestra vida. Este Espacio nace con la única pretensión de compartir mis pequeños instantes: los que me emocionan, los que me sorprenden, los que me mueven ...

Y qué mejor día para inaugurarlo que hoy, en el aniversario de los 49 años de la publicacion de "Love Me Do" de Los Beatles, Creo que es una buena señal.